domingo, 1 de diciembre de 2013

Inalcanzable


Al fin entre mis brazos, su mano entre las mías.
Quizás sea cierto después de todo que no se puede coger una estrella, pues cuando por fin la sostuve ella ya no estaba conmigo.
Se me parte el alma, no hay más luces esta noche.


El primer beso que le di… fue para decir adiós.

3 comentarios:

  1. Su grito desgarra el alma a cuantos estamos presentes. Las estrellas parecen brillar con menos intensidad, cabizbajas, y ella yace inerte entre sus brazos.... hoy la victoria tiene un extraño sabor a derrota.

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado sin palabras, y eso ya es decir mucho para mí.

    Es un poema desgarrador.

    Felicitaciones.

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, muchísimas gracias ^^

      Eliminar